Despacho los días viernes de cada semana, desde Olmué pasando por Viña del mar hasta Concón.

¿Pasta de sémola o pasta de harina de trigo?

La primera diferencia está en el tipo de trigo, la sémola proviene del trigo duro, y la harina de un trigo más blando y seco (el trigo harinero o de pan). El trigo de la sémola es más rico en proteínas y caroteno, lo cual le da un mayor aporte nutricional”

Ahora, cómo reconocer al ojo, como un experto, una pasta hecha con sémola a la de una harina de trigo, les dejo el dato: la sémola hace un grano menos fino que la harina de trigo, va a quedar siempre más rústica, ahí se ve la diferencia en los colores; “una pasta de pura sémola es color oro, amarillo, unas pastas de harina de trigo son más opacas, es un blanco oscuro.

La diferencia también está en la formulación de la pasta, una pasta de sémola se puede hacer agregándole solo agua, pero no se puede hacer una pasta solo de harina de trigo y agua, porque tiene una tenacidad media-baja “Cuando haces pasta con harina de trigo, tienes que reforzar con huevo o clara. En la clara del huevo, está la proteína, que ya tiene la sémola y por eso no lo necesita, pero que le falta a la harina de trigo; cuando se mezcla el huevo con la harina de trigo, ella le da esa fuerza de amarre, la elasticidad.

Una de las diferencias es que, si haces una pasta de huevo, va a tener este olor (que creo que todos la hemos olido), a diferencia de la sémola va a ser inolora. Esto también influye en la digestión: la digestión con sémola puede ser más suave, menos pesada que la harina de trigo y cuando es de sémola se convierte en menos azúcar. Según la investigadora chilena Paola Silva: la sémola es más lenta de digerir, libera la energía poco a poco y de manera prolongada, lo que hace que se tenga más sensación de saciedad por más tiempo.

Recetas

Abrir chat